IMAXINEMOS

IMAXINEMOS es una propuesta profesional iniciada por el fotógrafo,  diseñador e ingeniero Vicente Fernández Piedras, con un marcado enfoque técnico.

Fotografía y diseño para sectores profesionales

Combinamos un particular paquete de servicios que reflejan nuestro mejor saber hacer y que cubren buena parte de las necesidades en materia de imagen corporativa y gráfica de la mayoría de las empresas, abarcando servicios de fotografía, diseño gráfico, diseño web y diseño industrial, con soluciones específicas para diferentes sectores profesionales. Además, en nuestro empeño por ofrecer un servicio integral a nuestros clientes, contamos con un grupo de estrechos colaboradores, entre los que se encuentran imprentas, empresas de rotulación, artesanos, redactores, empresas de cartonaje, programadores web, etc.

Clientes

Al más puro estilo industrial, nuestro cliente es el Rey. Nosotros ponemos nuestro mejor saber hacer a su disposición, para alcanzar juntos aquellas metas que nos propongamos. Afrontando nuevo retos que a priori podrían parecer inalcanzables, como un proyecto que únicamente necesita ser descompuesto en fracciones más sencillas, abordables con total competencia.

Reflexiones:

Primera impresión.

Según diferentes estudios, la primera impresión que causamos en los demás depende en un 55% de nuestra imagen (aspecto general, cómo vestimos, peinado, higiene,…); en un 37% de cómo nos expresamos (gestos, postura, mirada, seguridad transmitida,…); y tan sólo en un 8% de lo que decimos. Es decir, un 92% de esa primera impresión depende del llamado lenguaje no verbal. Esta misma reflexión podemos aplicarla a la imagen gráfica (imagen corporativa, publicaciones, informes, etc.), que deberá reflejar de manera adecuada los valores e ideales de la compañía de cara a causar la impresión deseada en nuestros potenciales clientes.

Menos es más.

Se dice que, en ocasiones, “los árboles no dejan ver el bosque”. Este dicho es de especial interés en el mundo del diseño. Sobrecargar de contenidos un documento gráfico no va a hacer que éste transmita mejor el mensaje. Antes bien, un exceso de información distrae al lector de lo verdaderamente importante, e incluso lo disuade de mirar el resto del contenido, sin llegar a captar el mensaje. Por ello, nosotros defendemos que un documento ha de idearse con el mínimo de elementos necesarios para transmitir el mensaje deseado. Esto implica un reto desde el punto de vista compositivo o de diseño: lograr una estética adecuada con un número reducido de elementos. Pero cuando se supera dicho reto el resultado es dos veces bueno.

No siempre lo más bonito es lo más efectivo.

Partiendo de la reflexión anterior, la imagen de toda documentación gráfica debe transmitir los valores e ideales de la compañía: idea de calidad, calidad/precio, seriedad, distinción, rapidez, servicio al cliente, etc.  Resulta mucho más importante transmitir estas ideas en una presentación ante un cliente potencial que lo bonito o espectacular que pueda resultar el documento en sí. Y a ello deberemos prestar la máxima atención. Existen multitud de teorías sobre la percepción del color o las formas, y su asociación a determinadas ideas, y deben ser tenidas en cuenta a la hora de realizar cualquier diseño o trabajo de carácter visual.